La ciudadanía se puede definir como "El derecho y la disposición de participar en una comunidad, a través de la acción autorregulada, inclusiva, pacífica y responsable, con el objetivo de optimizar el bienestar público."

sábado, 5 de junio de 2010

No sigamos mirando para otro lado


Ahora si toca, más que nunca

¿Sería fomentar el consumo una ley que regulo el consumo de drogas?, o sería mejor que los que se inician en el consumo de cualquier droga, -incluidas las legales-, tuviera una mejor información de lo que está consumiendo.

Una cosa si es real, el consumo está, aunque a simple vista no nos pueda parecer un problema que afecte directamente a los ciudadanos, lo que no debemos hacer es seguir mirando para otro lado.

Es sabido que el negocio que genera la ilegalidad de la venta de estos productos está enriqueciendo a los grandes capos que mueven este negocio. ¿Y si somos capaces de quitarles la fuente de sus inmensas fortunas? Poderoso es don dinero, solo hay que poner un precio para comprar voluntades, hacer la vista gorda o simplemente disponer de los mejores bufetes de abogados, el problema para ellos no es el dinero.

Creo que ya ha llegado el momento de poner el debate sobre la mesa, y no caer en el error de la prohibición que no favorece en nada el problema, que reitero, el consumo está.

Una de la razones para la regulación debería ser porque el estado generaría impuestos de ese consumo, y hoy por hoy, a casi nadie se le impone el consumo, cada cual es libre debería ser libre de consumir lo que le plazca.
Imaginemos por un momento, que el Estado concede licencias para que un agricultor explote su tierra con otra alternativa a lo que actualmente cosecha, este producto es comprado por el Estado, manipulado y puesto a la venta en tiendas especializadas para el consumo, estaremos generando nuevos negocios alternativos.

¿Dónde debería destinar el Estado parte de los beneficios?, mayoritariamente en centros para la desintoxicación y curso formativos para que se conozca las causas que provocan el consumo, siempre será mucho mejor tener la información de expertos, que la información que recibieron los actuales consumidores.

El problema y traumas que están padeciendo familias por el consumo de drogas, actualmente solo enriquecen a unos pocos, con la prohibición no se consigue los resultados deseados, y para ello el Estado tienen un coste de dinero público en la prevención y persecución del consumo.
No seamos hipócritas y sigamos mirando hacia otro lado, el que libremente quiera seguir consumiendo debería ser su problema y no el nuestro.

ciudadano Paco G.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada