La ciudadanía se puede definir como "El derecho y la disposición de participar en una comunidad, a través de la acción autorregulada, inclusiva, pacífica y responsable, con el objetivo de optimizar el bienestar público."

viernes, 22 de enero de 2010

"Señor Gabilondo: me suspenden por utilizar el español en el colegio"


La niña valenciana a la que suspendieron por contestar en castellano entrega una carta a Gabilondo y a Rajoy con sus reivindicaciones. "Le pido que me devuelvan los sobresalietes que me han robado".

Madrid. Natalia sacaba diez en todo. Pero contestar un examen de Conocimiento del Medio en castellano fue motivo suficiente para manchar su expediente de matrícula de honor. "Insuficiente. Has hecho el examen en español. Si escribes bien las respuestas es porque has entendido bien las preguntas en valenciano". De esta forma, la profesora del colegio público Sanchis Guarner, situado en Valencia, justificaba el suspenso a esta alumna de 5º de Primaria.

Natalia ha entregado hoy a Ángel Gabilondo, en la sede del Ministerio, y a Mariano Rajoy en Génova, una carta con sus reivindicaciones. "Señor Ministro Gabilondo. Me gustaría que atendiese mi petición. Soy Natalia Santacreu y me suspenden por utilizar el español en el colegio. Mis amigos franceses no entienden que me suspendan por hablar español en España. Le pido dos cosas: que me devuelvan los sobresalientes que me han robado y que usted ponga todos los medios para que el Pacto de la Educación dé los mismos derechos a todos los niños de España."

Y es que su padre, Juan Vicente Santacreu no va a parar hasta conseguir que se evalúe a su hija según sus conocimientos y no por el idioma en que contesta los exámenes. Tras el suspenso, comunicó la situación al director del colegio, "que le acusó de querer segregar a los alumnos y de ir contra el catalán"; envió sus quejas a la Consejería de Educación que, "esquivando el problema", según Santacreux, dijo que se trataba de una competencia del colegio; finalmente, hizo llegar su reivindicación al defensor del pueblo de la Comunidad Valenciana, que es el único que le ha contestado admitiendo a trámite su denuncia.

Acoso escolar

Según la vérsión del padre, Natalia ha sufrido "acoso escolar" por parte de los profesores, que "encerraban a su hija en salas para someterla a un tercer grado. Intentaban convencerla de que la cultura valenciana no se merece ese desprecio", explica. Asimismo, no dejaban a la niña leer en clase por tener el libro de la asignatura Educación para la Ciudadanía en castellano. "Escogieron uno de sus crismas de Navidad como el mejor del colegio y al final no le dieron el premio por haber escrito la felicitación en castellano", explica su madre.

Natalia cursa la línea en castellano (el llamado Programa de Incorporación Progresiva) dentro del sistema educativo valenciano, que supone cursar todas las asignaturas en valenciano excepto las matemáticas y la lengua española. Hay otras opciones en las que los colegios imparten todas sus clases en valenciano. En este sentido, el presidente de la ANLL, Pablo Yáñez señaló que, según el modelo que recoge la consejería de Educación debería predominar más el castellano pero indicó que "es el juego que utilizan estas administraciones, pues ponen en manos del Consejo Escolar cómo repartir las horas entre valenciano y castellano sin establecer un criterio mínimo".

Desde la Consejería informan de que si los padres quieren que sus hijos tengan el manual en castellano y puedan responder a los exámenes en esta lengua se les da la posibilidad de que rellenen una solicitud, al inicio del curso, pidiendo el tratamiento diferenciado. Explican que en el caso concreto de esta niña sus padres no realizaron esta petición, ni tampoco han trasladado ninguna queja a la dirección territorial de la Consejería de Educación. Por tanto, "el seguimiento de la asignatura debe ser en valenciano", sostienen.

Sin embargo, el padre de esta niña suspensa declaró que no conocía esta posibilidad hasta que comenzó el curso. "Ningún padre sabe que esta ley exige a las familias esta solicitud para que sus hijos estudien en castellano. Yo me enteré una vez que había comenzado el curso, después de haber reclamado la enseñanza en español a la dirección del centro, a la administración y a la inspección educativa", explica Juan Vicente.

Intereconomía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada