La ciudadanía se puede definir como "El derecho y la disposición de participar en una comunidad, a través de la acción autorregulada, inclusiva, pacífica y responsable, con el objetivo de optimizar el bienestar público."

jueves, 6 de enero de 2011

¿Cataluña es una nación o hay que construirla?

Fuente: Batiburrillo

en_construccion.jpg

Dice Artur Mas que se siente como un constructor de la nación catalana. Lo que no aclara este buen hombre es si su actividad constructiva alude a la anterior etapa diseñada por Pujol, en un intento tan desesperado como radical de crear una nación a partir de la más pura fantasía y el adoctrinamiento extremado, o bien el flamante ‘president’ se refiere al deseo de seguir creando la nación catalana hasta que ellos mismos estén convencidos de que en verdad existe. Me refiero a los nacionalistas, por supuesto, esos que de boca para afuera han asegurado siempre que son una nación.

Si se trata del primer caso, es decir, que Artur Mas (firmante como Arturo en la fuga de capitales de su padre) se considera a sí mismo como constructor de una nación catalana ya lograda, la deducción que se extrae de tal hecho no puede ser más simple: la nación catalana es una obra diseñada en las últimas tres décadas que responde al deseo de unos cuantos políticos fanatizados y por lo tanto es una nación de lo más artificial, elaborada a golpe de adoctrinamiento y 'razonada' a partir de un enemigo al que la Historia en modo alguno le justifica tal condición: España.

Si, por el contrario, Artur Mas ha expresado un deseo cuya meta consiste en lograr construir algún día la nación catalana y además él se considera su constructor, entonces eso sólo puede significar que esa nación catalana aún no existe. Luego aquí caben dos interpretaciones: 1) Artur Mas es un fantoche que acaba de auto concederse el título de ‘constructor de naciones’. 2) El eslogan nacionalista de ‘Som una nació’ es más falso que un duro de corcho y los nacionalistas lo han sabido desde siempre. Porque si realmente son una nación, ¿a qué viene ahora erigirse en su constructor? ¿Son medallas presentes, pasadas o futuras las que Mas quiere ponerse? No, me temo que la respuesta es otra: Seguimos con la misma palabrería nacionalista de siempre y Mas no deja de ser más de lo mismo.

Y sobre todo no olvidemos que un 'constructor' de semejante calaña se ha declarado en rebeldía frente al Constitucional y el Supremo, lo que de inmediato le confiere la condición de delincuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada