La ciudadanía se puede definir como "El derecho y la disposición de participar en una comunidad, a través de la acción autorregulada, inclusiva, pacífica y responsable, con el objetivo de optimizar el bienestar público."

viernes, 23 de octubre de 2009

Cine en catalan


A nadie debería importar que el 50% de películas fueran en catalán ya que nadie obliga a verlas. El problema es que después exigirían el 100% y además subvencionada su traducción y su ruinosa rentabilidad con dinero público que será detraído de fines necesarios y sociales, sin el más mínimo reparo.

En esta lucha no hay término medio, el único objetivo que debe buscarse con el nacionalismo es su desaparición total de la vida política aunque eso conlleve atreverse a defender el uso generalizado del idioma común; cosa difícil de conseguir después de que durante 30 años una clase política preocupada principalmente en sus intereses y corruptelas, ha dado lugar a una sociedad y una juventud cada día más idiotizada de tontos votantes útiles, incapaces de cualquier crítica especialmente en las comunidades con gobiernos nacionalistas.

Mientras que admitamos que el conocimiento de los idiomas regionales sea obligatorio y su conocimiento se considere un mérito (y automáticamente un demérito para quienes no los hablan), estamos aceptando la base del nacionalismo lingüístico. Mientras siga dando vergüenza usar el castellano en según qué momento y lugar, incluso a los no nacionalistas, no vamos a
cambiar casi nada.

Será imprescindible replantearse de nuevo muchas cosas si llegamos convencernos de que los que han programado la vida política, la conciencia social y hasta la educación en los últimos 30 años, no eran sesudos políticos cargados de agravios y de razón preocupados por el bien común, sino simples Millets.
Antonio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada